A pesar de que tenía tres patas rotas, el valiente perro pidió ayuda y quería que todos ayudaran a la madre y al niño.

Después del accidente, el conductor los arrastró al costado del camino y dejó al cachorro y a su madre al costado del camino y se fue. Ignoró al perro inconsciente y al cachorro herido. Cuando llegaron los rescatistas, el cachorro Ramsés estaba tratando de proteger a su madre, era el cachorro más valiente que jamás habíamos visto.

Este cachorro estaba llorando y tratando de llamar a su mamá.

Cuando la madre perra se despierta preocupada por su cachorro, lo primero que hace es consolar al cachorro y ayudarlo a calmarse para superar los desafíos. Tiene un hueso severamente roto y requiere cirugía y se realizó una operación.

Se asustó cuando no entendía lo que estaba pasando. La madre perra vino a consolarlo. Estaba encantado de ver que su madre estaba segura y estos son realmente sus momentos emocionales.

La recuperación tomó tiempo ya que se rompió las tres piernas y se usaron dosis significativas de analgésicos. Aun así, la agonía aún lo mantenía despierto y después de muchos días fueron dados de alta.

Una cosa es segura, una vez tuvo una residencia. Pero, ¿por qué ella y su cachorro estaban en ese camino? Tampoco tenía collar alrededor de su cuello.

A medida que pasaban los días, Ramsés creció mucho más.

El hueso se había curado y podía estar de pie. Los médicos le estaban quitando las prótesis de las piernas. Su recuperación era solo cuestión de tiempo y una enfermera allí lo adoraba y quería adoptarlo. Fue algo maravilloso en su existencia.

¡COMPARTE con tus amigos o familiares!

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *